¿CUÁNTO O CUÁNDO DEBEMOS DORMIR?

¿CUÁNTO O CUÁNDO DEBEMOS DORMIR?

150 150 admin

      Tal y como sabiamente dijo ya por el siglo XVII el dramaturgo Pedro Calderón de la Barca, “la vida es sueño”…   La mayoría de las recomendaciones que vemos tratan de la duración de esta placentera actividad. De este modo, todos sabemos lo importante que es dormir ocho horas durante  la noche, pero poco se ha dicho sobre cuándo debemos dormir. No obstante, parece ser que pronto deberemos cambiar estas recomendaciones, porque los nuevos descubrimientos en cronobiología sugieren que es tan importante cuándo dormimos como cuánto tiempo.

 

LOS RATONES SOMNOLIENTOS Y EL RITMO CIRCADIANO

     En un nuevo estudio, los científicos de la Universidad Estatal de Washington cambiaron los ritmos biológicos de los ratones para ver cómo esto los afectaba. Los ratones se colocaron en un entorno de laboratorio artificial que tenía un día de 20 horas. Al igual que la mayoría de las criaturas vivientes, entre ellos el ser humano, los ratones normalmente viven inmersos en un ritmo circadiano, que es como un reloj interno, de aproximadamente 24 horas.

Esta variación se realizó para resolver una controversia que existía en el mundo de la cronobiología sobre si el cuándo  importaba tanto como la duración del sueño. Hasta este estudio, los investigadores tuvieron problemas para separar los dos factores, ya que las personas que viven con un ritmo que no es el normal de 24 horas generalmente no duermen lo suficiente.

DORMIR: EL TIEMPO DE SANAR

     El sueño no es solo un tiempo para descansar, sino un tiempo para que el cuerpo se restaure a sí mismo. Dormir en el momento equivocado puede afectar estos procesos vitales tan seriamente como la falta de sueño. Los ratones en este estudio se despertaron mucho más a menudo y también mostraron actividad anormal de las ondas cerebrales. El cerebro parece pasar menos tiempo en el sueño reparador, lo que sugiere que muchos procesos en el cuerpo se ven afectados cuando los ritmos circadianos se alteran.

 

CAMBIO DE RITMO

      Cuando se les exponía durante varias semanas a un día más corto, los ratones tenían que dormir a horas que cambiaban constantemente y que no siempre estaban en sintonía con las señales ambientales. Los resultados fueron sorprendentes: estos ratones tenían más probabilidades de caer enfermos cuando eran expuestos a enfermedades y menos capaces de luchar eficazmente contra éstas. Es decir, su sistema inmunitario se veía claramente debilitado.  Además, tendían a tener más síntomas, ya que sus cuerpos reaccionaban de forma exagerada a la enfermedad a pesar de que luchaban contra ella de manera menos efectiva. Esto quiere decir que el nivel de amenaza percibido por el cerebro aumenta considerablemente cuando se altera el ciclo circadiano natural.

Los ratones que vivían en un laboratorio con un día más corto seguían recibiendo la misma cantidad de sueño, por lo que la privación del sueño no podría haber causado estos efectos. El sistema inmune más débil así como otros efectos negativos fueron causados completamente por la mala sincronización del sueño con el ritmo natural.

CUANDO SE ALTERAN LOS RITMOS CIRCADIANOS

Aunque pocas personas se van a encontrar con las condiciones que atravesaron estos ratones, claramente hay muchas causas por las que muchas personas pueden ver drásticamente alterado su ritmo circadiano de manera similar. ¿Alguna vez te has quedado hasta tarde para ver un programa que te interesaba? ¿Te has dado un atracón a dormir el fin de semana? ¿Has volado a otra zona horaria? ¿Trabajas haciendo turnos de noche? Estas y otras acciones que cambian el horario al que vamos a dormir y nos despertamos pueden tener un efecto perjudicial en nuestro reloj interno. Esto nos pone en riesgo de padecer mayores tasas de enfermedad y otras dolencias, tal y como si no durmiéramos lo suficiente.

Si estás tratando de dormir mejor para mejorar tu salud, este estudio te puede ofrecer una nueva perspectiva. Las personas deben concentrarse no solo en la cantidad de tiempo que duermen, sino también en establecer y mantener un horario de sueño que les permita descansar adecuadamente.

 

 

Dejar una Respuesta

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies